COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA,

SEDE VALPARAISO

UNIVERSIDAD DE CHILE

SEMINARIO DE INTEGRACION INTERDISCIPLINARIA PARA LA

INVESTIGACION CIENTÍFICA DE ISLA DE PASCUA .

SESIÓN INAUGURAL, HOMENAJE AL DR. WILLIAM MULLOY, CONMEMORACIÓN DEL DESCUBRIMIENTO OCCIDENTAL DE ISLA DE PASCUA....

 

EL DESCUBRIMIENTO EUROPEO DE ISLA DE PASCUA Y EL MOMENTO HISTÓRICO QUE LO ENMARCA. *

PROF. JAIME VERA V.

Carrera de Historia y Geografía

 

* Leído en Abril de 1978, en la conmemoración del aniversario del descubrimiento occidental de Isla de Pascua.

(Plano de Isla de Pascua, viaje de La Perouse, 1786)

 

Conmemoramos en está oportunidad los 256 años del descubrimiento de Isla de Pascua, hecho protagonizado el 5 de abril de 1722 por la expedición holandesa comandada por JAKOP ROGGEVEEN. Trataremos de establecer en esta ocasión, cuál es el contexto histórico en el que se sitúa tal acontecimiento y las motivaciones que llevaron a los europeos en general y a los holandeses en particular, a materializar estas empresas descubridoras y el significado que este suceso pudo tener, tanto para los occidentales como para los aborígenes. Lógicamente, la amplitud del tema sólo nos permite presentar en esta ocasión una síntesis muy apretada de este hecho histórico.

EL SIGLO XVIII Y El PROCESO DE EXPANSION EUROPEA EN LOS DEMÁS CONTINENTES.

Una característica esencial del siglo XVII es la continuación del proceso de expansión de la cultura occidental europea fuera de ese continente. Éste proceso histórico iniciado a fines del siglo XV es un fenómeno trascendental dentro de la Epoca Moderna, ya que influirá en gran medida en los hechos posteriores e irá bosquejando paulatinamente las características básicas que darán fisonomía a nuestro mundo contemporáneo.

El siglo en que ocurre el descubrimiento de Isla de Pascua, es aquel en el cual se consolida el predominio de los Estados Nacionales europeos sobre los estados y culturas extra europeos. La expansión occidental afecta a todos los otros continentes, especialmente por su dinamismo y agresividad. En Asia se logra penetrar en países de historia milenaria como la India, China y el Sureste Asiático ( desde Indonesia hasta Filipinas ). Africa al sur del Sahara, se convierte en inagotable fuente de esclavos y sus costas se llenan de factorías comerciales. América es convertida por los europeos en una tierra de colonización, donde se intenta crear una sociedad similar en todos sus aspectos a la de cada metrópoli; donde una Europa trasplantada es en este siglo " de las luces ", un fiel reflejo lo que ocurre en cada madre patria. ( Hispanoamérica, Brasil, las 13 colonias Inglesas y el Canadá francés ).

En esos momentos el Océano Pacífico y el ámbito oceánico ha sido incipientemente explorado. Encierra aún innumerables incógnitas que solo serán dilucidadas al terminar la primera mitad del siglo XIX.

Mientras tanto, el Mar del Sur es utilizado por las potencias que tienen establecimientos en sus costas, como vía de tránsito hacia el Asia Oriental y las Islas de las Especias. ( las Molucas, Java, Sumatra, etc. ) España es impotente en este siglo para impedir el paso a las nuevas potencias marítimas, (Holanda primero, Francia luego e Inglaterra después )no respetan su afán de monopolizar la navegación dentro del Gran Océano.

El panorama que ofrecen los estados nacionales europeos en esta primera mitad del siglo XVIII (1700-1750), es interesante por las repercusiones que tiene fuera de Europa, especialmente en las áreas coloniales.

El país que aparece en la culminación de su apogeo como primera potencia continental es Francia, que irradia una extraordinaria influencia cultural en todos los aspectos sobre sus vecinos, especialmente en los reinados de Luís XIV y Luís XV. Su poderío material y espiritual la convierte en árbitro y centro decisivo de los conflictos internacionales del momento.

Dentro de su insularidad Gran Bretaña ha ascendido lentamente como potencia hasta colocarse como metrópoli de un extenso Imperio Colonial y primera fuerza marítima europea. Su ascenso ha sido rápido en lo naval desde la Revolución antimonárquica orientada por Cromwell y el Parlamento.

España ha llegado al punto más bajo de su decadencia. El Imperio Español pasa momentos difíciles frente a enemigos ávidos y poderosos. El término de la dinastía de 1os Haubsburgo españoles, conduce a la Guerra de Sucesión ( 1700 - 1711) que involucró a casi todos los países europeos. En esta lucha, gana el apoyo condicionado por una alianza, de Francia, que impone una nueva dinastía francesa en el trono hispano. Surge así la rama de los borbones españoles. La influencia francesa será beneficiosa no sólo para mantener la unidad del amenazado imperio, sino para la propia renovación interna y el resurgimiento de España como nación importante.

Holanda también ha entrado en una fase de debilitamiento. Sus tradicionales rivales marítimos, los ingleses, la han desalojado del comercio en América del Norte. Los portugueses la han expulsado del Brasil. También en África del Sur han debido retirarse.

De lo anterior podemos concluir que la primera mitad del siglo XVIII se caracterizó por la supremacía creciente de las potencias marítimas sobre las continentales. Se observa la extensión de los conflictos y luchas europeas a las zonas coloniales.

Por vez primera se combate, en varios continentes simu1táneamente, apareciendo el fenómeno de las Guerras Coloniales. En este momento el eje de los conflictos radica en la creciente rivalidad entre Inglaterra, potencia naciente de poderío en aumento y Francia, potencia antigua que pugna por mantener su predominio sobre el resto de 1as naciones del viejo Continente.

En cuanto al estado de la expansión europea, esta se manifiesta en la consolidación de los Imperios Coloniales ultramarinos, formados desde el siglo XVI. Este hecho convierte a los océanos en eje fundamental como medio para realizar esta expansión. De a1lí surge la necesidad y el deseo de dominarlos.

Un motivo fundamental que mueve la expansión colonial de las naciones europeas es el mercantilismo comercial y financiero, que impulsa la conquista de nuevos mercados, fuentes de materias primas y mano de obra a través de la adquisición de colonias y factorías. Este mercantilismo cuenta con apoyo de los Estados ( proteccionismo ), lo que se manifiesta en la intervención estatal que persigue el control de los intereses comerciales de los connacionales en las colonias y su debida protección frente a posibles competidores extranjeros. Asimismo esto produce el complemento económico entre colonias y metrópolis.

Pero de esta pugna por conseguir colonias, surgen choques y el afán de cada potencia por lograr la hegemonía mundial. En el caso de las potencias marítimas mediante el dominio del océano. Esto determina que este siglo sea manifiestamente un siglo de guerras y luchas crónicas.

EL IMPERIO COLONIAL HOLANDES Y LA EXPEDICIÓN DE ROGGEVEEN.

En 1609 Holanda logra independizarse de España tras cruenta guerra. La independencia política contribuye a la expansión mercantilista holandesa. Se forma pues la Compañía Holandesa de las Indias Orientales que aspira a monopolizar el comercio de las especias, logrando desalojar a ingleses y portugueses de Indonesia ( en 1618, fundación de Batavia ). Su actividad sé basó en el comercio más que en el afán de Colonización.

Pocos años después se forma 1a Compañía Holandesa de las Indias Occidentales ( 1621 ) a fin de comerciar y establecer factorías en el continente americano y el Caribe. La acción de ambas compañías se desarrolló con fortuna variada hasta comienzos de1 siglo XVIII, en que sobreviene la decadencia holandesa debido a causas tales como luchas internas entre. monárquicos y republicanos: falta de potencial humano capaz de desarrollar una colonización y defensa efectiva de las factorías; y la aguda competencia que implica la creciente supremacía marítima inglesa, que también se manifiesta en los aspectos comercial e Industrial.

Lo dicho enmarca la Expedición de Roggeveen dentro del momento de declinación de1 poderío holandés. De hecho, es la última expedición holandesa importante al Pacífico.

El objetivo de este viaje fue el descubrimiento de la misteriosa "TERRA AUSTRALIS INCOGNITA " supuestamente avistada por el pirata E. Davis frente a las costas de Sudamérica, en 1687.

Desde la reanimaci6n del cultivo de las ciencias durante el Renacimiento, la imagen de una Tierra esférica, como había imaginado Ptolomeo (siglo II A.C.) , había sustituído al concepto de un mundo plano. Con ello prosperó nuevamente la idea de la existencia de masas terrestres alrededor del Polo Sur, como contrapeso del "Ecúmene " conocido, constituyendo un segundo Ecúmene o "Terra Australis Incognita ". En 1489 aparece por vez primera representada en la obra Mappae Mundi una tierra meridional situada en el Mar del Sur.

Exploradas las costas de Australia y del Indico. Instalados portugueses y luego holandeses en las Molucas e islas de las especias y realizado el primer viaje en torno del mundo, persistía el sueño de la imaginaria "Terra Australis" crado por los griegos antiguos. Se le consideraba un continente relacionado con el país de Tarsis y el Ofir de Salomón, donde abundan el oro el sándalo y las riquezas. Se le asociaba con el "Emporium de Cattigara" de Ptolomeo o los reinos de Locach y Maliur de Marco Polo. Lo concreto es que las Compañías Coloniales inglesas y holandesas, así como los españoles, imaginaron estas tierras opulentas en oro, especias y maderas preciosas y por lo tanto dignas de ubicar y trabar comercio con sus naturales, tomar posesión de ellas para fundar colonias o factorías y evangelizar a sus habitantes. En su búsqueda se realizaron numerosas expediciones que exploraron Oceanía y no pocos viajes en torno al mundo tuvieron aquello como motivo principal.

Uno de esos viajes fue el de Roggveen. La formulación del proyecto fue idea de su padre. La oportunidad de materializarlo se presenta para Roggeveen, que no era navegante sino abogado, en 1721. En esos años mientras la Compañía Holandesa de las Indias Orientales obtenía alrededor de 400% de utilidades por cargamento traído desde la actual Indonesia, la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, con la que estaba relacionado Roggeveen, sólo sobrevivía gracias a 1a trata de esclavos en la costa africana. La pérdida de sus factorías en el Norte de Brasil , la Bahía de Hudson y Nueva York, les significó un duro golpe. De tal manera que conociendo la Compañía el proyecto de descubrimiento elaborado por el padre de Roggeveen, por el que luchó toda su vida, decidió apoyar al hijo. Así se puso a su disposición 3 naves y más de 200 hombres: El "Arend" buque insignia, el " Thienhoven " y el " Africansche Galley"; todos avituallados y equipados para 28 meses por la Cámara de Amsterdam.

La expedición es financiada por capitales zelandeses, y tiene por finalidad concreta aparte del descubrimiento, la instalación de factorías comerciales y preparar la posterior Instalación de colonias en el Continente Austral.

Sabemos que estos ambiciosos proyectos no pudieron ser cumplidos. En lugar de encontrar una extensa tierra, hallaron una pequeña isla en medio de la inmensidad. Luego de establecer contactos con sus habitantes y observar sus formas de vida, los viajeros prosiguieron hacia el centro del Pacífíco, descubriendo Samoa y algunas islas de Melanesia antes de arribar a Batavia donde las naves fueron confiscadas y las tripulaciones apresadas por violar el monopolio marítimo establecido por la Cía. Holand. de las Indias Orientales en dichas aguas.

¿ Pero que significación pudo tener este acontecimiento para holandeses y europeos de la época ? En lo fundamental un signo negativo, por cuanto manteníase aún en pié el desconocimiento de la exacta ubicación del imaginario continente austral, fantasma que desaparecerá de las mentes occidentales solo después de los viajes de Cook. El descubrimiento de la pequeña " Isla de Pascua " ("PAASCH EYLAND para los holandeses ) y de la extraña cultura de sus aborígenes, fue considerado como un hecho curioso, que sirvió de base para numerosas fantasías y especulaciones literarias. En realidad fue apreciado como un incidente novedoso dentro de una empresa mayor, antes que un verdadero acontecimiento histórico.

Para los pascuenses este suceso trajo por consecuencia el término de un prolongado aislamiento cultural (problema que constituye actualmente tema de estudio para arqueólogos y otros Investigadores ) en una de las Islas mas alejadas del núcleo central polinésico. El término de este relativo aislamiento dará paso a un paulatino proceso de aculturación. Lento mientras los contactos con los occidentales sean esporádicos ( arribos de naves de distintos tipos ) y más acelerado desde el momento en que ocurre la instalación permanente de los misioneros, en 1866.

Por mucho tiempo la fuente documental principal de este viaje estuvo reducida a las variadas ediciones, algunas falseadas fantaseosamente, del relato hecho por el Sargento Mayor, alemán Carl F. Behrens, primer europeo que pisó suelo pascuense. El principal documento, la Bitácora Oficial de la expedición, llevada por Roggeveen, estuvo perdida hasta 1838. Su importancia es mayor que la del relato de Behrens por su detallismo al describir algunos aspectos materiales de la cultura pascuense de aquel momento y su tendencia a la objetividad.

De todas las versiones de Behrens, las mas autorizadas son las escritas totalmente por aquel : La de La Haya 1739, hecha en francés y a expensas de la Cía. Holandesa de las Indias Occidentales y la editada en Frankfurt - Leipzig en 1737 por el autor, que es reproducción alemana fiel del original en francés.

Es obvia la importancia que para el investigador tienen estos dos primeros testimonios, de lo que vieron los primeros occidentales que hicieron contacto con esta milenaria cultura oceánica. En estos documentos ( verdaderas crónicas ) podemos encontrar narrados aspectos tales como el avistamiento de la Isla, el primer encuentro entre pascuenses y europeos, la acogida de los isleños, las observaciones de ritos y ceremonias, el, primer choque violento entre ambos grupos,la presencia de animales y vegetales y su abundancia, las formas de, agricultura, tenencia de tierras, las construcciones y habitaciones, el aspecto general de los isleños, el tatuaje, las armas y la defensa; la existencia de los Moai y Ahu con la presencia de sacerdotes y culto organizado en ellos, opiniones sobre la forma de organización social, las características de las embarcaciones, y una evaluación resumida de los recursos aprovechables de la Isla como posible punto de escala para el comercio y la exploración del Mar del Sur. ¶