EL INICIO DE LOS CONTACTOS OCCIDENTALES CON POLINESIA ORIENTAL Y COMIENZOS DE LA COLONIZACION (1520 - 1850)**

PROF. JAIME VERA V.

 

_______________________________________________________________________________________________

** Este es un trabajo para el Curso " "INTRODUCCION A LA HISTORIA DE OCEANÍA", dictado en 1976 por el

profesor JORGE SILVA O. en el Dpto. de Estudios Históricos y Filosóficos de la U. de Chile Valparaíso.

_______________________________________________________________________________________________

 

C O N T E N I D O :

PROLOGO

INTRODUCCIÓN: Polinesia Oriental al momento de los primeros contactos.

1. Las Islas

2. La colonización polinésica

3. La cultura polinésica en el momento de la llegada de los europeos.

Los primeros contactos con navegantes europeos del siglo XVI al XVIII.

4. Creencia en la existencia del Continente Austral.

5. Viajes en torno al mundo para exploración y búsqueda del Continente Austral

6. Exploración puramente científica en Polinesia Oriental.

7. Viajes de Piratería

8. Reafirmación de Soberanía y creación de colonias para apoyo naval.

Los comienzos de la colonizacci6n europea.

9.Los misioneros y cónsules,sus conflictos.

10.Los traficantes, los balleneros, la explotación del medio y los hombres.

11.La política de las potencias europeas hasta 1850.

CONCLUSIONES.

Notas Bibliográficas

_______________________________________________________________________________________________

PRÓLOGO

Oceanía y Polinesia exhiben abundantes contactos con los occidentales desde fechas tales como 1521 (Magallanes).

En este trabajo se pretende ordenar y fijar aspectos culturales de comienzos del Período Neo-histórico y de fines del Paleo-Histórico de Polinesia Oriental, mostrando algunos de los efectos en la cultura aborígen del primer choque con la cultura occidental.(Ver Introducci6n) También se quiere establecer los móviles que llevaron a los occidentales a establecerse definitivamente allí y a repartirse las islas en esferas de influencia durante el siglo XIX.

Así en la 2a. parte se destaca la abundancia de contactos esporádicos con navegantes por los motivos más dispares y diversos, desde comienzos de la expansión europea del siglo XVI.

Luego en la 3a. parte se perfilan los personajes típicos que actúan entre los polinesios orientales; como los influyen y como ríñen entre sí en el lugar más alejado del mundo occidental y como aculturan a los polinesios con sus establecimientos y "civílizaci6n." En la última parte subrayamos la actuací6n de los estados occidentales hasta 1850, por sobre la acción hasta entonces aparentemente individual de sus súbditos. Vemos las pugnas entra estados colonialistas por repartirse el último rincón del planeta y la importancia que ellos le atribuyen.

Las dificultades han sido las normales en este tipo de trabajo sobra Oceanía: a)insuficiencia de bibliografía básica de

consulta en castellano, b) dispersión y escasez de documentos para algunos contactos ciertos e importantes como piratas, balleneros, traficantes, etc., por la intención manifiesta de los protagonistas de no dejar rastros escritos de sus acciones, muchas veces ilegales o impropias de gentes civilizadas.

IN T R O D U C C I Ó N

POLINESIA ORIÉNTAL AL MOMENTO DEL CONTACTO CON LOS PRIMEROS OCCIDENTALES.

1. LAS ISLAS.

El medio físico que forma Polinesia Oriental está constituido como en el resto de Oceanía por islas bajas o atolones e Islas altas o volcánicas; aisladas o constituyendo archipiélagos como las Marquesas,las Tuamotu, las islas de la Sociedad, las Gambier o Mangareva, las Tubai o Australes. Existen además islas aisladas como Pitcairn, Pascua, Ducie, etc., muy alejadas del conjunto de archipiélagos que están relativamente próximos unos de otros, dentro del espacio inmenso de océano donde se sitúan.

Las islas de la Sociedad, cuya isla principal es Tahiti, son de origen volcánico y se dividen en 2 grupos: El occidental o "islas bajo el viento", con centro en RAIATEA y el oriental o "islas sobre el viento" con centro en TAHITI. Por estructura geológica, clima, flora y fauna, este archipiélago coincide con el de SAMOA situado mucho más al occidente, Con alturas de unos 2500 m, y frondosas selvas, TAHITI es llamada la "Perla del Mar del Sur"; además posee unos 28.000 hás. de tierras cultivables. El clima es tropical húmedo con tempertauras medias de 25 grados anuales.(1) Su superficie es de unos 1.647 km2.

Las TUAMOTU 0 PAUMOTU, al este de la Sociedad, están formadas por 80 grandes atolones con 942 km2. Solamente tienen posibilidad de poblamiento humano aquellos donde crecen los cocoteros. El riesgo de sus arrecifes de coral les mereció el sobrenombre de "Islas Peligrosas", además del peligro de inundaciones que soportan por su escasa altura. Los atolones mayores tienen 60 a 70 km. de magnitud y están en el centro del grupo. Los más altos no pasan los 50 m.s.n. del mar. Hacia el sur disminuye el tamaño de las islas. Comparten el mismo clima que Tahiti y se extienden dentro de unos 1.550 kms.

Las MARQUESAS, al N.E. de las de la Sociedad y las Tuamotu, son de origen volcánico, sin formaciones coralíferas, con una superficie de 1.274 km2. Se dividen en 2 grupos: Norte y Sur. Su altura alcanza en una isla los 1220 m, y poseen clima similar al tahitiano pero presentan espesas selvas en su lado SW. que tiene abundantes lluvias, mientras el Nororiental presenta campos más despejados y secos. El relieve abrupto de las islas crea su división interna en pequeños valles

cerrados por altas crestas montañosas, pero abiertos en la costa.

Las GAMBIER 0 MANGAREVA, más al sureste de las Tuamotu son 7 Pequeños atolones y 3 islas con 30 km2 en total y elevací6n máxima de 400 m.s.n. del mar. Su clima es tropical húmedo.

Las TUBUAI o AUSTRALES al sur de Tahiti, comprenden 9 islas de mediana altura con 287 km2 totales y 320 m. de elevación máxima.Tienen un clima más templado por estar al sur del Tr6pico de Capricornio y se hallan cerca del limite del espacio vital del cocotero, por lo que este crece con dificultad. En Rapa ya no se da ni tampoco el árbol del pan. Esta isla alcanza unos 600 m. de altura y allí se pueden cultivar horatalizas, papas y frutales templados, con buen rendimiento. Por último tenemos las islas alejadas y aisladas como PITCAIRN ( con 7 km2, 338 m. de altura y selvas espesas), OENO, Henderson y Ducie que son simples atolones minúsculos o arrecifes. La ISLA DE PASCUA es la más alejada del núcleo de Polinesia Oriental y es un triángulo de origen volcánico de 180 km2, con altura máxima de 615 m. Se dístígue por la pobreza de su flora y fauna naturales y la carencia de bosques.

Finalmente el extremo más alejados de Polinesia Oriental está el estéril y minúsculo arrecife de Sálas Y Gómez al este de Isla de Pascua ( 4 km2 ).

Es indudable que el poblamiento natural de la flora y fauna de estos archipiélagos o islas ha venido desde el oeste, traído o aprovechando las corrientes marinas, los vientos, las aves marinas migradoras, etc., constituyendo "Balsas vivientes" que bien pueden haber traído y permitido la instalación de sus ocupantes vegetales y animales en cada archipiélago, pasando luego de isla en isla, hasta alcanzar el extremo más oriental antes de la llegada de los primeros colonos humanos, quiense a su vez introdujeron nuevas especies vegetales y animales (6)

2. La colonización polinésica. (2)

En justicia los polinesios fueron los primeros colonos de estos archipiélagos tan dilatados. El poblamiento primario de Polinesia Oriental, es parte subordinada del poblamiento general de Oceanía y Polinesia y corresponde a distintas oleadas de gentes llegadas en épocas diversas, pero siempre provenientes desde el Oeste, según se ha comprobado hasta ahora arqueológicamente mediante el C-14.

Así una PRIMERA OLEADA de poblamiento polinésico provendría del gran centro de dispersión de SAMOA Y TONGA, arribando a las Islas de la Sociedad hacia el 1.000 AC. y llegando a las Marquesas por el 122 AC. (Nuku Hiva)a través de las Islas Tuamotu y tal vez alcanzando Isla de Pascua por esa misma ruta (300 - 500 DC.).

La SEGUNDA OLEADA, habría partido desde las Islas Marquesas por el 50 AC., dirigiéndose en 4 direcciones:

Hacia Hawwaii; a Nueva Zelanda haciendo escala en las Tubuai; a Tahiti atravesando las Tuamotu, y hacia las Gambier continuando al este hasta llegar a Pascua.

La TERCERA OLEADA de poblamiento humano, se habría gestado hacia el 950 DC. en el centro religioso de RAIATEA-HAVAII, en la Sociedad, migrando desde allí hacia Hawaii, las Tuamotu, las Islas Cook y las Australes, aunque en Rapa, muy al sur, existe un fechado de 620 DC. anterior a esta tercera oleada. Tal vez sea responsable de ella el segundo movimiento poblacional proveniente desde las Marquesas.

Cabe señalar que estos dos últimos movimientos migratorios son exclusivos de la Polinesia Oriental y no corresponden a poblaciones venidas de fuera del área, sino que es una especie de colonización interna o hacia dentro, dirigida a las islas más apartadas (exceptuando Tahiti) y deshabitadas.

3. La cultura polinésica en el momento de la llegada de los primeros europeos.

¿Cómo lograron los polinesios explorar, colonizar y vivir en este inmenso ámbito oceánico, tantos siglos antes de la llegada de los occidentales ?

Esto se explica por su propio desarrollo cultural, logrado enf unción de aprovechar ese mismo paisaje geográfico insular. No ha existido en el mundo un pueblo tan unido al mar como los polinesios. El mar es su espacio vital y las islas pueden ser para ellos estaciones de descanso. Cuando migraban usaban grandes embarcaciones de vela y canoas dobles de 40 m. de largo por 1 1/2 de hondo, capaces de transportar hasta 300 personas. Tenían plataformas donde instalaban cabañas y fogones; llevaban todos sus bienes, alimentos, incluso cerdos, perros y gallinas vivos, así como semillas y agua en tubos de bambú.

Casi siempre conocían la ruta a seguir porque se informaban mienta exploraciones previas. Mantenían el curso correcto observando las corrientes, los vientos, y los astros. Generalmente navegaban contra la corriente para volver con rapidez al punto de partida en caso de peligro. Navegaban de noche, descansando y pescando de día. Incluso poseían instrucciones náuticas transmitidas oralmente.

El impulso para la colonizaci6n provenía tanto de la sobrepoblaci6n de las islas como de los problemas sociales y económicos (guerras, hambres) que aquello producía, o la llegada de otros inmigrantes. Además también existía el espíritu aventurero. El acto de emigrar se producía generalmente cuando regresaban de sus exploraciones los mejores navegantes, quienes dirigirían la migración hacia la nueva tierra (3). Así partían comunidades enteras a establecerse en islas nuevas. Para poder encontrarlas, las grandes flotas se desparramaban a lo largo de un extenso frente, separándose cada nave varios km. respecto de sus vecinas.

No puede decirse que las migraciones de los polinesios fueran un movimiento planeado y sostenido durante siglos. Fue un fenómeno esporádico, debido a que los factores sociales, económicos o religiosos solían llegar a producir crisis tan agudas que solo podían resolverse con movimientos migratorios (4).

Otros aspectos característicos de su cultura, que los polinesios llevaron hasta los últimos rincones de Polinesia Oriental y que perduraron hasta hace muy poco tiempo, fueron: en lo técnico la carencia de metales y cerámica, el uso de instrumentos de concha, de piedra y hueso.

La agricultura estaba en una fase previa al uso de los cereales (horticultura). En ganadería no poseían animales de pastos de ningún tipo. Las plantas que utilizaban eran el árbol del pan, la morera papirífera, el platanero, la caña de azúcar, el camote, el taro y calabaza lagenaria. Se desconocía el telar, pero se hacían telas de corteza de árbol: la "TAPA". Otros usos generalizados eran el de beber "KAVA", el tatuarse todo el cuerpo y el respeto y culto a los antepasados mediante las genealogías y ceremoniales; el politeísmo naturalista; el canibalismo, el arte, un idioma común con dialectos : el malayo-polinésico, etc.(5)

Según F. Keesing (Native Peoples of the Pacific, NY.1946) a la llegada de los europeos la población de Oceanía era de 3.500.000, de los cuales 1.100.000 eran polinésicos. A consecuencia del contacto con los europeos, no s6lo se produjo la aculturaci6n, sino que disminuye abrupta y rápidamente la poblaoi6n aborigen, que se reduce a la mitad. A principios del siglo XX apenas quedaban unos 180.000 polinesios, La despoblación se produjo ante todo por las enfermedades traídas por los europeos: viruela, sarampi6n, gripe, tuberculosis, venéreas, etc., además de la explotación despiadada de la mano de obra polinesia en plantaciones y pesquerías principalmente, aparté de las guerras colonialistas como en Nva. Zelanda y las Marquesas. Tambien fue causa importante el rápido mestizaje con europeos y asiáticos.

LOS PRIMEROS CONTACTOS CON NAVEGANTES EUROPEOS DEL SIGLO XVI AL XVIII.

A fines del siglo XV, producida la decadencia comercial del Meditorraneo por la expansión mongola y turca en Asia y Europa Central comenzará el desplazamiento del comercio marítimo hacia el Atlántico. España y Portugal, aprovechando su posición geográfica y los adelantos de la técnica naval (brújula,timón, cartas carabelas ) y los conocimientos acerca de las riquezas del oriente, inician la expansión europea por el mundo.

Esta expansión viene impulsada por la necesidad de hallar una vía marítima de comunicaci6n con Asia. Con ella y los descubrimientos geográficos que causa, se inicia una nueva etapa hist6rica en la cuál, las naciones marítimas europeas desempeñan papel preponderante: España, Portugal, Holanda, Inglaterra, Francia.

Los viajes de exploración de Colón y Vasco da Gama (1497), inician la Epoca Moderna con la búsqueda de una ruta marítima hacia las MOLUCAS, cuya riqueza en especias se sabía por Marco Polo. Las especias eran tan caras y solicitadas, que la carga del único navío de Magallanes que regresó, permiti6 cancelar los gastos de toda la expedición.

Mientras los portugueses hallaron el camino de las "Indias de las Especias", rodeando Africa, los españoles basados en la redondez de la Tierra trataron de alcanzarlas navegando hacia el oeste.

Los españoles durante los siglos XVI al XVIII, siguieron navegando desde América hacia las Indias. Los portugueses y holandeses al contrario, desde que Da Gama llegó al Indostán en 1497, siguieron la ruta del 0céano Indico. Durante 400 años, hasta casi 1850, se exploraron los inmensos espacios del 0céano Pacífico y Australia. El portugués Fernâo de Magalhâes, fue el primero que descubrió el paso por el sur del Atlántico al Pacífico, círcunnavegó al mundo y dió a los europeos por vez primera una idea de las verdaderas dimensiones del Océano Pacífico y de sus islas. El siglo XVII vió el fin de las grandes exploraciones de españoles y portugueses en el Pacífico. Su lugar lo ocuparán holandeses e Ingleses y luego franceses en el s. XVIII.

El desarrollo de las ciencias físicas y el Invento de instrumentos como el telescopio (1600) el bar6metro (1643) el cronómetro (1729) y el sextante (1731), permitirán la determinación más exacta de los lugares y por tanto, los viajes de explorací6n fueron tomando carácter de investigaciones más científicas ya a mediados del siglo XVIII. Esta nueva época de exploraciones tiene un representante muy destacado en la persona y los descubrimientos de James Cook. Volviendo a nuestro ámbito, la Polinesia Oriental, los viajes y contactos de navegantes europeos que allí llegaron desde el s. XVI al XIX corresponde a elementos integrantes de este cuadro general de la expansión europea, ya trazado, y los protagonizan navegantes de los países indicados. Examinando y ordenando ahora los motivos concretos de estos contactos podemos decir que ellos obedecen a las causas más diversas:

-Comercio y exploración geográfica

-Viajes en torno al Mundo -Búsqueda del Continente Austral

-Exploraciones puramente científicas

-Piratería.

-Reafirmación de soberanía y creación de colonias de apoyo naval.

 

LA CREENCIA DE LA EXISTENCIA DEL CONTINENTE AUSTRAL.(6)

Con la reanimación del cultivo de las ciencias durante el Renacimiento, la imagen de una Tierra esférica como había imaginado Ptolomeo (s.II AC.), había sustituido al concepto de una tierra plana. Con ello prosperó de nuevo la idea de la existencia de masas terrestres alrededor delpolo Sur, como contrapeso del "ecúmene" conocido, constituyendo un segundo ecúmene , una Terra Australis "Incógnita" (desconocida). En 1489 aparece por vez primera representada en la obra "Mappae Mundi" en Londres, una tierra meridional en el Océano Pacífico.

Exploradas las costas de Australia y del Índico; instalados portugueses y holandeses en las Molucas e islas de las especias y realizado el primer viaje en torno al mundo, persistía el sueño de la imaginaria Terra Australis creado por los griegos. Se lo consideraba un continente relacionado quizás con el país de Tarsis y el Ofir de Salomón donde abundaba el oro, el sándalo y las riquezas; con el "Emporium de Cattigara" de Ptolomeo o los reinos de Locach y Maliur de Marco Polo.

Lo concreto es que las Compañías colonialistas inglesas y holandesas, así como los hispanos, imaginaron estas tierras como reales y opulentas de oro, especias y maderas preciosas y por lo tanto dignas de ubicar y trabar comercio con sus naturales o tomar posesión de ellas para fundar colonias o factorías, y evangelizar a sus habitantes.

EN SU BUSQUEDA fue que se realizaron numerosas expediciones que exploraron Oceanía y no pocos viajes en torno al mundo tuvieron aquello como motivo principal, en tensa competencia mercantilista. Esos viajes en torno al mundo (de Este a Weste), pretendían no s6lo descubrir aquella espléndida "Terra Australís Incognita", sino también, de acuerdo a los altibajos de la competencia y las guerras entre potencías mercantilistas, dañar el comercio de portugueses y holandeses en las Molucas y en la India; así como realizar piratería en las costas hispanas del Pacífico.

Bougainville en su "Viaje alrededor del Mundo" (1768) describe cerca de 13 viajes alrededor del mundo anteriores al suyo. Varios de ellos como los de Drake(1580), Schouten y Le Maire(1615-16), Roggeveen (1721-23), Byron (1764-65), Wallis y Carteret (1767) y el mismo Bougainville, buscaron en vano el esquivo continente austral que Quir6s hizo creer que había encontrado. Sólo con COOK y sus tres viajes (1768-a 1778) en los que explor6 la mayor parte del Pacífico, se llega al convencimiento de la inexistencia de la "Terra Australis" y al término de la leyenda. Bougainville fue el primero en dudar y señalar que Quirós no llegó a ese continente legendario.

VIAJES EN TORNO AL MUNDO O CON PROPÓSITOS DE EXPLORACION Y BÚSQUEDA DEL CONTINENTE AUSTRAL.

Los más importantes son:

A) MAGALLANES: 1520-1529 quién atravesó Polinesia por el sur de las Marquesas sin avistar ninguna isla.

B) MENDAÑA: En 1567 parte del Perú en busca de tierras que él hace coincidir con las míticas Islas de Salom6n. Descubre las Marquesas a la distancia antes de llegar al Archipiélago de Salom6n. Un 2º viaje, para evangelizar a los isleños de las Salomón en en 1598, en sociedad con el portugués Quir6s, le permitió descubrir y explorar las "Islas Marquesas" (San Pedro, Dominica, Magdalena, Cristina, bautizadas así en honor del Marqués de Mendoza, virrey del Perú.

C) QUIRÓS soñaba en convertir a los indígenas de las Salom6n y hallar las costas del Continente Austral. Para ello zarpó en 1606 del Callao y llegó a Tahiti navegando por entre las Tuamotu. Se cree que descubrió las islas Crescent y Pitcairn, sin lograr su propósito central.

D) SCHOUTEN Y LE MAIRE, holandeses. En 1615-16 arriban, después de descubrir el paso por el Cabo de Hornos y buscar

infructuosamente el Continente Austral, a un atol6n del Norte de las Tuamotu (Puka-Puka) al que bautizaron "Islas de los Perros" y luego la "Isla de las Moscas", todas de las Tuamotu.

E) ROGGEVEEN, 1721-22, cuyo propósito también era descubrir y comerciar con los habitantes del Continente Austral, pero descubrió Isla de Pascua buscando sin éxito en su rededor la famosa Tierra de Davis, avistada por el pirata Eduardo Davis. De allí Prosigui6, rodeando por el Norte las Tuamotu, donde perdió un barco. Siguió hacia Manihiki, tocando antes en el grupo Paliser de las Islas de la Sociedad.

F) BYRON, inglés, entre 1764-65 descubrió al norte de las Tuamotu, las islas "Rey George" y "Dissapointment". El propósito de su viaje, más que descubrir islas del Pacífico, era tomar posesión de las Malvinas como posible base de ataque futuro al litoral hispanoamericano del Río de la Plata y del Pacífico y para bloquear el Estrecho de Magallanes.

G) WALLIS y CARTERET (1766-68): Tenían el propósito de encontrar la "Tierra de Davis", el Continente Austral y las Islas Salomón, descubiertas antes por Mendaña y Quirós. Ambos navegantes son separados por una tormenta al salir del Estrecho de Mgallanes, siguiendo rumbos distintos.

Wallis arribó a las Tuamotu y Tahiti. Carteret descubrió las Tubuai y prosiguió hacia las Sta. Cruz sin encontrarse con Wallis.

Los viajes de los ingleses, desde Anson y Byron, tenían por finalidad imponer las ambiciones imperiales de su nación en el Pacífico, y redescubrir, tomando posesión, de las islas y tierras exploradas por los españoles en los siglos XVI y XVII; información que aquellos mantenían en secreto.

Francia aliada de españa en el siglo XVIII (Borbones reinan en ambos países), pretende imponer su comercio y contrabando en las costas hispanoamericanas, beneficiándose con los posibles descubrimientos que realiza a partir de Boungaiville, teniendo como base las Malvinas y la India.

 

2. EXPLORACIONES PURAMENTE CIENTÍFICAS QUE LLEGAN A POLINESIA ORIENTAL.

Luego de la Guerra de los Siete Años (1763), ingleses y franceses se colocan a la cabeza de la exploración con propósitos principalmente científicos (estamos en plena época de la Ilustración), aunque sin abandonar las disputas territoriales. Los principales viajes de este tipo son:

A) BOUGAINVILLE, que arriba eh 1767 a Tahiti con un astr6nomo y un naturalista. Allí observa que "no hay civilización que atente contra la salud; propiedad que provoque guerras, moral que refrene los instintos. Venus es la diosa de la hospitalidad". Concluye que "en este país reina la franqueza de la edad de oro".

Describe en su obra las costumbres y vida paradisíaca de las islas y será el origen de la literatura que muestra a las islas polinésicas y a Tahiti como un paraíso del "buen salvaje".

B) J. COOK, entre 1769 y l774 recorrió Tahiti, las Marquesas, Pascua y las Tubuai. Tuvo el mérito de ser el que traz6 el mapa casi definitivo de Oceanía y probó la inexistencia de la "Terra Australis". Viajó junto a sabios famosos como los Forster, naturalistas y geógrafos; Bankns, botánico,etc., gracias a esto se logr6 un cúmulo tal de conocimientos científicos no alcanzados hasta entonces sobre esa regi6n del mundo.

OTROS VIAJES POSTERIORES DE ESTE TIPO. Corresponden al paso de LA PEROUSE en 1786 por Pascua, acompañado de dibujantes, naturalistas, matemáticos, astrónomos, etc.

Luego BELLINGHAUSEN tras explorar los mares antárticos, llegará a la Tuamotu en 1834, así como el ruso KOTZEBUE en 1816 y el inglés BEECHEY en 1825.

3) VIAJES DE PIRATERÍA.

Aunque los piratas del Pacífico nunca se aventuraron por zonas desconocidas, ni tuvieron intención de hacer exploraciones, algunos lo hicieron por causas fortuitas, debido a tormentas, persecuciones, etc. Ejemplo de esto son DAMPIER en 1688 y 1700 en otra zona de Oceanía, y EDWARD DAVIS, pirata inglés que en 1687 desviado por el maremoto de Lima, estando a 500 leguas frente a Caldera, habría llegado hasta Pascua o Mangareva (13), aunque el relato del suceso afirma que no desembarcó y sólo se aproximó hasta 12 leguas de la costa (16).

4) REAFIRMACIÓN DE SOBERANÍA Y CREACIÓN DE COLONIAS PARA APOYO NAVAL.

En este grupo quedan los viajes realizados en el siglo XVIII por los españoles, para refirmar su soberanía en las islas del Pacífico frente a América y contrarrestar la instalación en ellas de ingleses y franceses, lo que consideraban un peligro potencial en caso de guerra y real para el monopolio comercial hispano. Esto ocurría en un momento en que el poderío naval pasaba a manos de Inglaterra y Francia, quedando España en un segundo plano.

A) EXPLORACION Y OCUPACION DE TAHITI POR DOMINGO DE BOENECHEA, enviado por el Virrey Amat en tres viajes de 1772 a 1776. Ocurre luego de las visitas de Wallis, Bougainville y Cook a esa Isla. La ocupación es efímera, se suspende cuando Inglaterra garantiza la no ocupací6n de Tahiti.

B) REDESCUBRIMIFNTO DE ISLA DE PASCUA EN 1770 POR FELIPE GONZÁLEZ, con el propósito de colonizarla para evitar su ocupación extranjera como base de ataques al Perú y Chile. Es rebautizada como "Isla de San Carlos" pero no es colonizada (15).

3. LOS COMIENZOS DE LA COLONIZACION EUROPEA. (7)

* Los misioneros y Consules,sus conflictos.

Los viajes de Cook y su difusión impresa, coincidieron con la reanimación del entusiasmo religioso en Inglaterra, donde se crearon la "LONDON MISSIONARY SOCIETY" y la "CHURCH MISSIONARY SOCIETY". EN 1797 la primera llegó a Tahiti donde fracasó, pero en 1812 logró la conversión del Rey Pomaré II. De allí partieron hacia Tuamotu, las Gambier y Marquesas, sín tener competencia de misiones católicas. Aquello ocurría sin el apoyo ni control del gobierno inglés, el cual lamentando aún la Independencia de EE.UU. y Santo Domingo, rechaza el expansionismo colonial para conservar lo existente y estimula veladamente las misiones.

Los misioneros protestantes se opusieron a todo colonialismo porque preferían instaurar ellos su propia teocracia sobre los reyes locales "convertidos"; gobernando a través de ellos. Inglaterra comprende las ventajas de influir sin ocupar, gracias a las misiones inglesas. Así parten de Tahiti extendiendo su acci6n, aunque en forma efímera. Los católicos franceses se interesaron por el Pacífico luego de las exploraciones de Freycinet(1818-20), Duperrey(1822-25) y Bougainville (1824-26).

Las cartas de Duperrey sobre los avances de las misiones protestantes en Oceanía, despertaron el celo misionero católico. En 1822 se creó en Lyon la "SOCIEDAD PARA LA PROPAGACION DE LA FE" y la antigua "SOCIEDAD DE LAS MISIONES EXTPANJERAS" aspiraba a reiniciar su labor.

El Papa autorizó a los franceses para propagar el catolicismo en Oceanía. En 1825 encarga a la Congregadi6n de los Sagrados Corazones de María, el evangelizar Hawaii. Luego, en 1829 se afirmo la uni6n entre el gobierno monárquico francés y las misiones católicas: El marino Dillon denunció los avances protestantes y el ministerio de Marina francés aprobó su proyecto de enviar misioneros que abrieran camino a los navegantes y comerciantes franceses entre los isleños. La Monarquía

francesa de Julio de 1830, utiliz6 también los misioneros para anular la influencia británica. Los marinos tenían orden de transportar a los misioneros en sus barcos de guerra y apoyar sus acciones. Los misioneros facilitarían además las posibles anexiones políticas que ya se pensaban, lo que no entraba aún en los planes ingleses. Así actuaron desde 1834 con los sacerdotes de PIICPUS en las Gambier, Tahiti(1836) y las Marquesas (1838). Los católicos pretendían antes que convertir a los paganos, arrebatarles los neófitos a los protestantes en Tahiti y las Marquesas. Además instauraron férreas teocracias católicas, por ejemplo en las Gambier.

De esta competencia surgieron multitud de conflictos y choques, incluso armados, entre católicos y protestantes, donde se harán participar también a los isleños.

En Tahiti los protestantes contaban desde 1824 con GEORGE PRITCHARD, pastor, comerciante y consejero real; protector de residentes británicos y misionero muy sectario. Tenía el control total de la isla. Siendo Cónsul, reaccionó muy violentamente en 1836, expulsando a 2 misioneros de PICPUS, lo que provocó la presencia de una escuadra francesa que exigió y obtuvo la instalación de los católicos. Pritchard pidió después a la reina tahitiana, la prohibición de las enseñanzas contrarias al protestantismo, pero fracasó, porque los franceses y su Cónsul MOERENHOUT, presionaron para lograr todos los privilegios que tenían los protestantes.

Así los católicos se instalaron definitivamente en 1840, obteniendo la autorización real al derecho de prédica. La política inglesa de abstención les facilitó la tarea.

*Los traficantes, los balleneros, la explotación del medio y los hombres.

Al comienzo los intercambios y el comercio eran incipientes por las distancias y la lentitud de la navegación a vela. Los principales productos que se llevaban los europeos desde las islas eran las maderas finas, las perlas y el nácar; además la caza de la ballena tenía como base de operaciones tanto las costas americanas, como las islas polinésicas. Aquello estaba en manos de ingleses y norteamericanos principalmente.

El mejoramiento de la navegación con el vapor, en cuanto al aumento de la velocidad de desplazamiento y acortamiento de las distancias, aumentó el volumen del comercio y los contactos. La madera de SÁNDALO atrajo una nube de traficantes para su búsqueda y explotación. Luego desde 1868, inventando un proceso sencillo para secar la nuez de coco, la copra suplantó en importancia a los demás productos exportados de las islas.

Negociantes ingleses, franceses, norteamericanos, chilenos y de todos los rincones llegan a los archipiélagos centrales (Tahiti, Samoa, Fidji, Tonga) convertidos en grandes centros del comercio y del tráfico de isla en isla. Los vapores facilitan las realciones permanentes entre archipiélagos y los gobiernos europeos se interesan en apropiarse de islas estratégicas para el abastecimiento naval e instalación de colonias.

Surgió una población flotante de antecedentes dudosos: delincuentes, marinos desertores, exiliados políticos,(Ramón Freire estuvo en Tahiti en 1837), traficantes, etc., cuyas costumbres escandalizaban a los misioneros.

Después se instalaron los colonos permanentes, dedicados a las plantaciones de cocotero, frutas tropicales, algodón, caña de azúcar, así como la pesca de perlas. Ellos explotaron sin misericordia a los isleños, extinguiendo la población y provocando, mediante expediciones esclavistas para conseguir mano de obra, el rebrote de la trata esclavista.

Esta trata disfrazada con contratos seudo legales, se organizó hacia Tahiti desde las islas periféricas, así como en otras zonas de Oceanía. Esto produjo el odio de los nativos contra todos los occidentales por igual, oponiéndose a todo comercio, investigación científica o predicación. Entonces los gobiernos intervinieron para "proteger" a sus ciudadanos, produciéndose grandes GUERRAS COLONIALISTAS en Tahiti y las islas Marquesas (1843), además de Nueva Zelanda.

 

* La política de las potencias europeas en Polinesia Oriental hasta 1850.

Conocemos la política inglesa de no anexiones coloniales en Polinesia Oriental, ocupada en tomar plena posesión de Australia, Nva. Zelanda y Fidji.

De esto se aprovechó Francia para iniciar con su Marina una ofensiva de instauración de Protectorados en los archipiélagos principales de Polinesia para obtener puntos de embarque o estaciones navales de reabastecimiento, en lugares estratégicos de las rutas oceánicas.

Para ello envió a Du Petit-Thouars, quién entre 1838 y 1843, por la persuasión o la fuerza, colocó bajo protectorado francés las islas de la Sociedad, las Marquesas y Tuamotu, dejando las Gambier en manos de los misioneros de Laval.

La intervención francesa en Tahiti provocó la protesta inglesa a cargo de Lord Paulet. Francia debió ceder entonces su ambición de apoderarse de las Hawaii ante la presión británica, y su interés por Nueva Zelanda.

El Protectorado sobre Tahiti en 1843 provoc6 la rebelión de los Protestantes de Pritchard y de los tahitianos hasta el año 1847, así también como la de los marquesanos.

Estos Incidentes causaron el empeoramiento de relaciones entre Inglaterra y Francia, la cual debió desistir de su expansión en Polinesia, retirando todas sus naves de guerra y tropas para concentrarlas en Tahiti y el Archipiélago de la Sociedadu únicas islas que mantuvo bajo ocupación permanente hasta la década de 1880, cuando renace su expansionismo en la zona.

Los demás archipiélagos, quedaron en manos de los misioneros católicos.

Los acontecimientos polinésicos habían conmovido al Almirantazgo británico hacia 1850. Se determinó entonces, conseguir una estación naval similar en importancia a Tahiti, perdida ante los franceses y proclamó oficialmente su oposición a todo protectorado o anexión de islas por Francia. Enseguida nombró cónsules en Fidji y Tonga, firmando tratados y controlando de hecho a los reyes nativos, pero sin ocupar militarmente las islas, como era aún la política colonialista inglesa.

A pesar de esta pérdida en Polinesia Oriental, Inglaterra consiguió la tajada del león en el Suroeste del Pacífico, con Australia y Nueva Zelanda. Su política colonial tuvo un nuevo desarrollo con el triunfo de la corriente imperialista en su gobierno, del primer ministro Disraelí, a partir de 1880.

 

IV. CONCLUSIONES.

1) En general podemos afirmar que: Los primeros colonos de Polinesia Oriental,que dieron el tono humano característico al paisaje, fueron los polinesios con sus migraciones y desarrollos culturales locales.

2) Los primeros contactos con navegantes europeos forman parte de la gran expansión europea de los siglos XVI al XVIII y sus viajes obdecen a factores económicos, políticos, científicos, sin un plan sistemático o probado antes en Oceanía para una instalación definitiva.

Entre los siglos XVI y XVII hay un predominio de los navegantes españoles y holandeses que luego son desplazados en los siglos XVIII y XIX por ingleses y franceses.

El efecto de estos primeros contactos sobre la población polinésica, fueron desastrosos para ella e inician un duro proceso de aculturación y despoblación hasta nuestros días.

3) Tras los primeros navegantes europeos, vienen los misioneros, traficantes y c6nsules, atraídos todos por la explotación lucrativa de las riquezas naturales de la región y el afán civilizador. Cuentan con el respaldo velado, pero decidido, de sus países de orígen. Aquí se aprecia la estrecha unión de intereses religiosos y gubernamentales en dicha empresa.

4) Tras la instalación de estos primeros "pioneros", viene la actuación directa de los estados europeos, Inglaterra y Francia principalmente, en defensa de los intereses de sus misioneros y de sus conciudadanos y en busca de obtener el control de archipiélagos importantes para la navegación entre Australia, Asia y América.

Inglaterra fija su "Area de influencia" en Australia y Nueva Zelanda y Polinesia Occidental, tratando de no proceder directamente como estado, política que mantiene hasta 1880. Por lo anterior, Francia se lanza en una rápida campaña de apropiaciones y protectorados que decae hacia 1850, por la presión inglesa y al lograr centrarse definitivamente en Polinesia Oriental, en los archipiélagos de la Sociedad y las Marquesas.

 

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS.-

 

1) KRUG,"Australia y óceanla",UTEHA,Mexico 1961,pag. 200

2) Apuntes Curso Introducción a la Historia. de Oceanía, U.CH. Valparaíso, 1976.

3) VER BUCK,"Les migrations des Polineeiens",Paria 1952.

4) R. DUFF "Oceanía" en "Correo de la Unesco", Junio 1975,P.17

5) VER DARYL FORDE:"Habitat Economía y Sociedad", Barcelona 1965 p.240-41

6) Schmieder, "Geografia del Viejo Mundo", FCE.Mexíco 1955 p.662.

7) VER A.JULIEN: "Hria. de Oceanía" pags. 58 a 100.

8) J.VERNE,"Hria. de los grandes Viajes y Viajeros", Barcelona 1965 P. 369 a 394.

9) VER "Hria.Contemporanea" (1815-1871),DROZ,GENET/Vidalenc, Eudeba 1966.

10)C.PEREYRA: "Obra de España en América",Stgo.Chile 1944.-

11)H.MELVILLE: "TAIPI", Stgo. 1968.

12)P.Cunill: "ATLAS HISTORICO". Stgo. 1961.

13) Ver WAFER,"Nuevo viaje y descripción del Itsmo de América",1934, London p. 125

14) Ver B.G.CORNEY: "The Voyage of Phelipe Gonzalez...",London 1908 y "Quest and

occupation of Tahiti..",London 1912.

15) ibidem anterior

16) Ver nota de B.G.Corney en "The Voyage of Phelipe Gonzalez..."p.XXI.