INTRODUCCIÓN. 

En Enero de 1984, se realizó una excavación  de salvamento en las Parcelas de Pocochay, Comuna de La Cruz, Provincia de Quillota, donde los campesinos habían estado desenterrando por las labores agrícolas y la instalación de cañerías, restos de osamentas humanas asociadas a cerámica precolombina. El hallazgo que se describe ocurrió en la Parcela 4 ubicada en Avda. Santa Cruz . A lo largo de los años anteriores, se habían estado haciendo  hallazgos  casuales, la mayoría entregados a la Escuela Agrícola Salesiana que existía en Pocochay  y que se trasladó a Catemu, llevándose  la evidencias desenterradas por los campesinos del sector.


En las Parcelas, se habían plantado  árboles frutales y cítricos, dada la pobreza del suelo para otros cultivos. Casualmente habían aparecido trozos de cerámica con decoración diaguitoide, superficialmente y en profundidad. Se hizo un recorrido de superficie donde habían aparecido la mayor cantidad de trozos , precisamente en un lugar que se recordaba había aparecido un ceramio en años pasados. Se pensaba  antes de hacer el rescate, en la existencia de posibles túmulos, nivelados con el trabajo agrícola, por lo cual se diseñó un red de pozos de sondeo  para efectuar  el examen estratigráfico del sitio y también se aprovecharon los  perfiles de las excavaciones para plantar árboles.


Los 5 estratos naturales del sitio estaban constituidos  por un horizonte A superficial, de color  plomo y calcáreo convirtiéndose hacia abajo en un material arcilloso café claro. El  segundo horizonte intermedio B, lo conforma un material orgánico oscuro o negro y el tercer horizonte C, vuelve a ser un material arcilloso, café o blanquecino, de origen calcáreo, producido por el lavado y depositación procedente de los cerros que rodean a Pocochay  y que corresponden a los minerales calizos de La Calera. Este tercer horizonte va endureciéndose hacia abajo, siendo llamado por los  campesinos "sebo de burro", y tiene la peculiaridad de impedir el afloramiento de las aguas  subterráneas, perjudicando  el crecimiento normal de las plantas.

CONCLUSIONES.

En el sitio existió probablemente un  lugar habitacional a orillas de un curso de agua permanente: acequia, estero o vertiente, por la presencia del molusco de agua dulce diplodón. En la unidad A-2 se encontró en la capa 3, sin bolsón de enterramiento, un posible enterratorio secundario de un infante con ofrendas cerámicas no decoradas probablemente de la cultura Aconcagua, sin otros elementos de otro origen cultural. El enterratorio tardío pudo contener huesos  que no resistieron el paso del tiempo, conservándose solamente las coronas dentarias.


Al oeste del área investigada se halló en superficie hasta 30 cm, escasos trozos de cerámica decorada diaguitoide y monócroma doméstica. También aparecieron en superficie muy escasos trozos de lascas, astillas y otros objetos líticos.


De los  6 ceramios hallados, los mayores estaban fracturados por el peso del suelo, el paso de tractores, raicillas, etc. Dentro del plato hondo 2, estaba un ceramio pequeño 6, con su boca hacia abajo. El plato rojo engobado 3, estaba dentro de la olla grande 1, con la boca hacia arriba conteniendo  las cuentas de collar y restos de dientes. En el interior del jarrito asimétrico con asa vertical 4, había una sustancia orgánica amarillosa. Las cuentas de collar se encontraban en posición continua, dentro del terrón en que estaban, como unidas por alguna amarra.

ESTRATIGRAFÍA  DEL  YACIMIENTO.


UNIDAD D-1: Aquí se encontraron trozos de cerámica hasta 30 cm. Más en profundidad resultó sin evidencias culturales. Se constataron 5 capas naturales no disturbadas y el límite del bolsón de un árbol del  lado sur.

UNIDAD  F-1:  Se encuentran nuevamente las 5 capas  naturales, perfectamente horizontales, sin ninguna alteración y sin  contener  objetos culturales.

UNIDAD  G-0:  Se rescata en superficie cerámica  no decorada
, muy escasa y a 60 cm.,un trozo Aconcagua trícomo. Es un sector con capas mezcladas , un posible relleno por su cercanía a la acequia que pasa en su costado sur del cerco. Aparecen mezclados restos de hierro, caracoles terrestres, trozos de huesos animales, vidrios, plástico.  A los  100 cm ocurre un afloramiento de agua  y se rescatan conchas de diplodón mezcladas con trozos de carbón  y "sebo de burro".

 
   
   
     

IR A PAGINA 3