EL ROTO : SÍNTESIS DE CHILENIDAD *

de H. Castillo y L. Garrido

(* Publicado en revista "Quinta Imagen", Viña del Mar Enero de 1993)

 

 

En el contexto de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, el 20 de enero de 1839, las tropas chilenas al mando del general Bulnes se enfrentan a las del general boliviano Santa Cruz en Yungay.

La batalla de Yungay ha sido señalada como una de las más sangrientas de la historia americana. La derrota de Santa Cruz significó la desaparición inmediata de la Confederación. La victoria de Yungay tuvo la virtud de aunar el sentimiento nacional hacia el suelo patrio. A partir de este hecho surge el verdadero concepto de "Roto chileno" quedando grabada en la memoria popular la imagen del chileno intrépido y viril; el chileno despreocupado, "pata'e perro", manirroto, bueno para el chuzo y la pala, para el "tinto y del otro, para los "combos" y la pelea cuando se siente o es ofendido; el chileno hecho para la aventura y el peligro.

Interesantes, en lo que respecta a la sicología del roto chileno, son las apreciaciones de 0. Álvarez Andrews y Oreste Plath, primer investigador del folklore en Chile. Álvarez Andrews expone las características sicosociales de los chilenos, a partir de esta noción del "roto". Dice por ejemplo que los chilenos:

1. "Tienen amor a la vida'. El chileno ama la vida y la goza plenamente. No piensa en la muerte. El chileno vive al día en lo económico y espiritual. Todo lo que sea tristeza trata de olvidarlo pronto.

2. El chileno es un ser sexual por excelencia. Todo lo relaciona con el sexo. Es un sexualismo alegre, superficial. Los chistes no son buenos si no tienen un condimento sexual.

3. El ocio. El chileno es Nº 1 para el trabajo. Pero trabaja bien "cuando tiene ganas". Famosos son el "San Lunes", los días "sandwichs" o antes y después de las fiestas más importantes (18 de Sept., Pascua y Año Nuevo)

4. La libertad. El chileno ama su libertad por sobre todas las cosas de la vida. Por herencia biológica son individualistas y libertarios. El chileno es "sociable", pero no es "social" : Es servicial, comunicativo, le "mete" conversación a todo el mundo, ayuda al que está en peligro y se pone de parte del más débil aunque nadie lo llame. Pero no se "entrega" totalmente a nadie.

Subconscientemente es desconfiado. El chileno es acogedor con todos los extranjeros, pero siente una xenofobia instintiva contra los extranjeros que quieren intervenir en la vida nacional. Sin embargo, Alvarez Andrews plantea también algunas curiosidades de la sicología del chileno:

1. Es paradojal que tenga tanto espíritu de empresa fuera del país y tanta irresponsabilidad para el trabajo dentro del país.

2. Es paradojal que sea tan afectuoso y tierno para enamorar a una mujer, y tan desapegado, infiel y hasta cruel con la mujer una vez que la hace su esposa o compañera.

3. Paradojal qué sea inteligente y de imaginación viva para aprender cualquier cosa, y flojo e inconstante para todo estudio continuado.

4. Paradojal que sea generoso con los amigos y tacaño en la casa.

5. Paradojal que sea altivo y soberbio con las personas que no le agradan, y que sea demasiado dócil con los que desea agradar.

6. Paradojal que sea religioso y hasta supersticioso en religión y sin embargo, pronto para atacar al clero y suponer en él fines mezquinos.

7. Paradojal que siendo tan paciente y hasta resignado en algunas cosas, y que en otras reaccione con brusquedad extrema.

8. Paradojal que siendo tan imprevisor y aventurero, esté siempre dispuesto a volver a empezar sin desmayo ni temor al porvenir.

Por su parte, don Oreste Plath dice, que "la naturaleza hace al roto" : La conformación geográfica de Chile, sus climas diferentes, le dan al "roto" su valor telúrico. El medio influye en su anatomía y sicología. Así existe el roto "pampino", el trabajador del salitre; el minero del cobre, el peón; el gañán; el arriero, el marinero, desde el balsero al astillero; el ovejero.

Hay tantos tipos de "rotos", que no existe el arquetipo étnico del mismo. Por otra parte, afirma don Oreste, el "roto" prefiere a la mujer vieja, porque él es cómodo y sensual y busca la ciencia amatoria de la mujer madura.

También es un "roto" supersticioso. El corajudo teme a la noche, a las brujas, a las ánimas, a los "males de ojo", a los daños que se hacen clavando alfileres en un mono de cera.

[.........]

Sin embargo dos características lo identifican, plenamente, es enamorado y tallero. Así lo destacó Nelly Araneda cuando ganó el concurso nacional con respecto a las cualidades del roto chileno: "Pasa una dulce morena, pasa una rubia chicharra y vibra mi alma chilena como cuerda de guitarra.

"El roto chileno, síntesis de la raza , tiene muchos defectos, muchos, pero la suma de sus cualidades supera a aquellos con mucho". [......]

El roto es alegre, dicharachero, generalmente muy pícaro y astuto a pesar de los problemas, se las arregla para salir adelante.